Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
domingo , 25 agosto 2019
La rivalidad entre Brasil y Argentina se inició a principios del siglo XX
La rivalidad entre Brasil y Argentina se inició a principios del siglo XX

Brasil-Argentina o el germen de la rivalidad futbolística

El fútbol y la religión tienen en común un elemento vital, el fervor de sus correligionarios. Tanto en el mundo del balompié como en el de la fe, la pasión de sus seguidores convierte a ambos en parte de la vida de muchos ciudadanos del planeta.

En este sentido, este fervor futbolístico llega a su máxima expresión, al igual que en la religión, en Sudamérica donde tanto el balón como la fe cuentan con millones de seguidores que viven su vida entorno a la pasión de ambos elementos.

En Sudamérica, al igual que ocurrió con la fe muchos siglos atrás, el fútbol fue utilizado por los países para encarnar la pugna por la supremacía balompédica y, en este sentido, Brasil y Argentina utilizaron el campo de futbol como escenario de su guerra por el liderazgo en la parte sur del continente americano.

Así las cosas, el fervor futbolístico alcanza su máxima expresión en ambos países y con él, la guerra por el poder de dos naciones, de dos modelos adversos por el poder balompédico.

Antecedentes

Esa guerra entre la canarinha y la albiceleste, surgida desde su primer duelo en 1914, dio paso al nacimiento del Superclásico de las Américas (únicamente comparable en lo trascendente mundialmente a un Real Madrid-Barcelona a nivel de clubes) en el que en sus 110 duelos oficiales la igualdad ha sido la tónica reinante en este duelo con 42 triunfos de ambas selecciones y 26 empates.

Con estos antecedentes, el Brasil-Argentina o el Argentina-Brasil podría ser considerado como uno de los gérmenes que dio origen a la rivalidad en el mundo del fútbol.

Esa rivalidad también se dio en grandes citas como mundiales (donde nunca se enfrentaron en el partido por el título) y, sobre todo, la Copa América donde Brasil se impone a Argentina en las estadísticas por el título con un 2-1 para los cariocas en lo que a finales disputadas por ambos países por el trono sudamericano.

La rivalidad Pelé – Maradona

La pugna entre ambos también se extiende a sus mejores jugadores en diversas épocas reinando por encima de todas ellas, las de sus “10” Pelé (por Brasil) y Maradona (por Argentina) trasladando esa rivalidad al resto del planeta sobre cuál de los dos es mejor y, para muchos aficionados, esta rivalidad se convierte en el duelo por el mejor jugador de la historia.

Esa pelea por la supremacía, creada por los aficionados, del “rey brasileño” o el “dios argentino” llegó a tal punto que ambos futbolistas, Pele y Maradona, tomaron parte de dicha rivalidad con innumerables duelos dialécticos entre ambos.

Messi vs Neymar

Messi y Neymar son los referentes actuales de Argentina y Brasil.
Messi y Neymar son los referentes actuales de Argentina y Brasil.

Ese duelo constante por ser mejor que el otro entre argentinos y brasileños sigue presente, en el plano personal, entre Lionel Messi y Neymar Junior como sucesores de “el Pelusa” y “la Perla Negra” aunque a una distancia sideral del duelo precursor.

Entre las razones por las que esta rivalidad actual es distinta reside en diversos factores tales como el hecho de que los números de Pele (tanto en lo personal como en lo colectivo) son superiores a los de Neymar, el constante debate por el bajo rendimiento de Messi con Argentina en comparación con el Barcelona y, sobre todo con un Maradona que guio a la albiceleste al cetro mundial en 1986 mientras que “la Pulga” solo acumula decepciones con la celeste y blanca (fue finalista en 2014 ante Alemania en tierras brasileñas).

Además, el elemento fundamental por la que la rivalidad entre Messi y Neymar no puede ser comparada con la de Maradona y Pele tiene su razón de ser en el hecho de que “la Pulga” mantiene su pugna personal por la supremacía mundial, a lo largo de la última década, con el portugués Cristiano Ronaldo.

El estadio Mineirão, ¿un campo maldito?

El estadio Mineirao no trae buenos recuerdos ni a Brasil ni a Argentina.
El estadio Mineirao no trae buenos recuerdos ni a Brasil ni a Argentina.

Dejando a un lado los duelos personales, Brasil y Argentina vivirán en las semifinales de la Copa América 2019 en tierras cariocas un nuevo duelo por el poder sentimental de Sudamérica. Un choque que, al ser unas semis, tendrá obligatoriamente un ganador y un perdedor y traerá consigo el desequilibrio de la balanza estadística entre ambos del lado de la canarinha o la albiceleste.

En este duelo, al que ambos no llegan en su mejor momento futbolístico, no se podrá ver un nuevo enfrentamiento entre Messi y Neymar (por la baja por lesión del brasileño) que traerá consigo que Coutinho coja el testigo de líder carioca (de manera puntual) para este encuentro.

Además, este último choque entre ambos países tiene un componente místico para los amantes de lo supersticioso ya que el duelo se disputará en el estadio Mineirão. Un campo que no trae buenos recuerdos para ambos ya que Brasil sufrió en él la dolorosa y humillante eliminación su mundial tras caer por 1-7 ante Alemania y Argentina siempre ha perdido con los cariocas en dicha cancha.

Obviando el duelo de jugadores, las estadísticas o la superstición, el duelo entre Brasil y Argentina de semifinales de la Copa América 2019 seguirá avivando una llama de una rivalidad que nació en los albores del fútbol, una disputa que como la religión se vivirá con fervor absoluto manteniendo, por encima de todo, el choque entre dos países que vivirán enfrentados eternamente en torno a un balón.

Deja un comentario