Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
miércoles , 20 noviembre 2019

El pintor del Manchester City

David Silva se iba del Madrigal sustituido en el minuto 65 por Adam Jhonson entre dolores provocados en el fragor de la batalla futbolística y la ovación de la grada del Villarreal.Un reconocimiento para un jugador que brilla desde Inglaterra con luz propia y es el nuevo pintor del Manchester City.

El bajito media punta creció en las calles de su Arguineguín natal soñando con emular a otro de sus paisanos como Juan Carlos Valerón, el fino media punta que destacó en el Atlético de Madrid y se consagró en el Deportivo de la Coruña donde todavía no ha cerrado el cajón de su magia ya que espera que su fútbol devuelva al club coruñés a Primera División.

Silva dejó a los 14 años el Unión Deportiva San Fernando de Maspalomas cercano a su pueblo para dar el saltó a un grande de España; al Valencia. Recaló en el conjunto ché tras ser rechazado por el Real Madrid por su escasa estatura. Una falta de centímetros que no le impidieron brillar en la capital del Turia donde pasó por todas las categorías inferiores.Pero antes de dar el salto al primer equipo, Silva tuvo que hacer las maletas para seguir formándose.

El destino tenia reservado un duro test para hacerse futbolista profesional ya que dicho examen lo tenia que pasar en el Eibar. Un equipo agerrido dirigido por Mendilibar donde el canario tuvo que utilizar tanto la brocha como el pincel para dibujar el futuro de un equipo armero que sería una de las revelaciones de la Segunda División.

Su gran año llevó al Celta, que acaba de ascender, a solicitar su cesión al Valencia. Fue en Vigo donde debutó ante el Málaga en la máxima categoría y donde tras disputar 34 partidos en Valencia decidieron que era el momento en que el bajito canario fuera el encargado de pintar el fútbol que debía de hacer el Valencia.

En la costa levantina estuvo cuatro años donde ganó una Copa del Rey y guió al club ché a ser un referente en España y Europa donde formó una sociedad con David Villa para después con Mata llegar a ser un tridente letal.

La crisis económica obligó al Valencia a vender sus estrellas. Villa se fue al Barcelona, Silva creía que iba a ir al Real Madrid pero el mundial que hizo Ozil y que su precio era muy inferior obligó a Silva a hacer las maletas para confirmarse como una estrella en el nuevo City galáctico del jeque Mansour bin Zayed al Nahyan.

Allí, el jugador canario ha conseguido que su pincel dibuje jugadas cada vez más esbeltas y emotivas para lograr ganarse el corazón del aficionado y su cuadro futbolístico del Manchester City sea en un futuro el más valioso de Europa.

About admin

Deja un comentario