Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
miércoles , 17 octubre 2018
Iñigo Martínez cambia la Real Sociedad por el Athletic de Bilbao a pesar de haber sido su capitán y uno de los emblemas del conjunto txuri-urdin.

Iñigo Martínez reabre la Caja de Pandora

Ameryc Laporte ha dejado el Manchester City por el Athletic de Bilbao tras pagar los citizens su cláusula de rescisión (65 millones de euros) y, los bilbaínos para cubrir su lugar han pescado en su eterno rival, la Real Sociedad, llevándose a Iñigo Martínez a cambio de pagar la cláusula de 32 millones de euros que costó su libertad.

El fichaje del central vasco, más allá de sus cualidades futbolísticas, supone el último “robo” a su eterno rival a golpe de talonario.

A raíz del fichaje de Iñigo Martínez se vuelve a poner en relieve un debate habitual en el mundo del fútbol, el amor por los colores o el interés por la economía personal del futbolista que, en el caso de Iñigo Martínez, el defensor vasco pasará a percibir una ficha anual de alrededor de 5 millones de euros por campaña.

En relación a esta situación, el fichaje del central por el Athletic de Bilbao se atañe a razones puramente económicas tras las declaraciones años atrás en las que declaraba que “nunca me iría al otro bando” en referencia al cuadro vizcaíno.

La llegada de Iñigo Martínez a San Mames no ha abierto únicamente un debate entre el amor y el dinero sino que ha vuelto a poner sobre la mesa las hostilidades entre aficiones como ponen sobre la mesa declaraciones de figuras como Mikel Erentxun, Joseba Etxeberria o Jon Andoni Goikoetxea. Además, la sensación de la afición txurri-urdin ha mostrado en las redes sociales que se siente “decepcionada e indignada” a raíz de este traspaso.

En definitiva y, con su fichaje por el Athletic de Bilbao, Iñigo Martínez se une a los Elustondo,Zubiaurre, Etxebarria o Alkiza entre otros. Jugadores todos ellos que cambiaron San Sebastián por Bilbao dejando a un lado el amor por los colores optando por mejorar su economía.

El debate surgido en este tipo de fichajes, sobre sí elegir el dinero o el sentimiento y que es tan viejo como el fútbol, aviva la división de opiniones, enaltece los sentimientos y, en resumen, pone más picante en las rivalidades sobre las que se sustenta el mundo del balompié abriendo de nuevo la Caja de Pandora.

Deja un comentario