Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
domingo , 18 noviembre 2018
Paco Alcácer es el delantero con mejor promedio goleador del mundo en este inicio de temporada.

La gracia del goleador

El gol. La efectividad anotadora es lo que, prácticamente, determina el rendimiento de un delantero para su propio club, aficionados y prensa especializada. Perforar la red rival es el alimento vital de todo delantero, una situación que mide el momento de ánimo y gracia de los hombres encargados para aportar goles y que ejerce de vara de medir de los mismos.

De esta forma, el último atacante del equipo es adorado o criticado en función de sus registros goleadores. Una permanente vida en la línea que separa el éxito del fracaso donde habitan todos los denominados “9” del planeta fútbol en el que el gol es el único juez que determina en qué lado de la línea vive cada uno.

En el caso del delantero español Paco Alcácer, el jugador de Torrent sabe a la perfección lo que es vivir en ambos lados de la línea, lo que es la cara y la cruz para un 9.

Actualmente, el punta valenciano vive instalado en el éxito ya que es actualmente el goleador del moda del fútbol mundial gracias a un inicio de temporada excelente con un promedio goleador de matrícula de honor gracias a un promedio anotador de 10 goles en 10 disparos realizados durante los 277 minutos disputados con el Borussia Dortmund (7 tantos en 171 minutos) y la selección española (3 en 106).

Paco Alcácer habita actualmente en el lugar destinado a los jugadores tocados con la gracia futbolística, un jugador cuyo juego ha vuelto a brillar en Alemania abriéndole nuevamente y, a ritmo de goles, las puertas de “La Roja”.

En el Borussia Dortmund, el delantero valenciano ha vuelto a sentirse futbolista, ha vuelto a sentirse goleador gracias a la confianza del técnico suizo Lucien Favre y, sobre todo, a sus goles como su hat-trick al Ausburgo en su último partido antes del parón de selecciones (donde anotó su primer gol tres minutos después de entrar en el campo), su gol al Mónaco en Champions, su doblete al Bayer Leverkusen y su primer gol en la Bundesliga ante el Eintracht Frankfurt a los 21 minutos de salir desde el banco en su debut en la liga alemana.

La confianza goleadora de Paco Alcácer tiene una parte fundamental en el apoyo de su técnico Lucien Favre quien destacó, tras su hat-trick al Ausburgo, que el español “no había jugado 90 minutos seguidos desde hace tres años”.

Una creencia en sus posibilidades del técnico suizo que también ha visto el seleccionador nacional Luis Enrique quien devolvió al valenciano a “La Roja” debido a su gran momento. Una confianza que el de Torrent ha agradecido portando la casaca del combinado español con dos goles en el triunfo ante Gales (1-4) donde fue titular y con otra diana en el duelo ante Inglaterra donde España cayó por 1-3 pero donde el “menudo” punta marcó a los dos minuto de salir al campo desde el banquillo.

Datos todos ellos que reflejan el estado de gracia que vive un Paco Alcácer que ahora está instalado en la línea del éxito futbolístico pero que sabe lo que es habitar la zona del fracaso. El delantero valenciano llegó a Barcelona para ser cola de león (como suplente de Luis Suárez) tras haber sido cabeza de ratón en el Valencia.

Su rendimiento en tierras catalanas puso al de Torrent en el lado negativo de la balanza con un pobre bagaje de 10 goles (los mismos que lleva en este inicio de curso) en 1551 minutos repartidos en 37 encuentros en dos temporadas.

La amargura que siempre provoca vivir en la crítica negativa constante hizo a Alcacer dejar su sueño de crecer en un grande para irse a Dortmund, al Borussia, para ser un trabajador más en una de las grandes empresas de elaboración de fútbol ofensivo del planeta fútbol.

En definitiva, Paco Alcácer ha emigrado a Alemania, como muchos españoles en la década de los cuarenta y cincuenta, por necesidad, se ha ido al país germano para su fútbol medre, para volver a disfrutar de la gracia del goleador.

Deja un comentario