Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
sábado , 20 octubre 2018
Dembélé ficha por el Barcelona a cambio de alrededor de 140 millones de euros entre fijos y variables.

Magia joven para suplir a Neymar

Ousmane Dembélé. El joven atacante francés del Borussia Dortmund ha sido el elegido por el Barcelona para sustituir a Neymar de quien recogerá el dorsal 11 las próximas cinco campañas.

Con la llegada del jugador galo, el conjunto catalán firma a un futbolista que recuerda al brasileño a su llegada a Can Barça en el apartado futbolístico. Unas cualidades que reúnen ambos jugadores y entre las que se encuentran el dribling, la velocidad, el cambio de ritmo, el desparpajo o la capacidad de liderazgo para echarse el equipo a sus espaldas.

Así las cosas, esa cualidad para liderar el equipo y cambiar el signo de los partidos es una de las cosas que más los une. Un talento innato para el liderazgo a través de la técnica que ambos descubrieron dando exhibiciones, siendo aún niños, en canchas de fútbol sala.

En este sentido y unida a la capacidad de liderazgo de ambos futbolistas, ambos cracks portan también una madurez deportiva que sustentan en sus actuaciones, una cualidad impropia en jugadores tan jóvenes (Ousmane Dembélé tiene 20 años y Neymar llegó al Barcelona con 21).

Sin embargo y a pesar de las similitudes, Dembélé se presenta en laCciudad Condal con el reto de hacer olvidar al astro brasileño, al posiblemente tercer mejor jugador del planeta fútbol tras Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.

En relación a la tarea de sustituir a Neymar, el atacante galo tendrá también que sobreponerse a las circunstancias extradeportivas de un equipo que vive una profunda crisis institucional que no se recordaba en la ciudad bañada por el Mediterráneo desde los tiempos de Joan Gaspart. Un cisma existente en el conjunto azulgrana donde la salida del jugador brasileño rumbo al PSG sacó a relucir el socavón existente en la relación de la plantilla con la directiva así como la desastrosa gestión deportiva de los últimos años.

Además y, unido a todos los elementos que rodean la llegada de Dembélé al Barcelona y que crean una enorme lupa para medir su rendimiento y su capacidad para hacer olvidar a Neymar, está el coste de su traspaso (105 millones más 40 variables (aunque aún no se ha comunicado esta cifra) que lo convierten en el segundo fichaje más caro de la historia del fútbol superando al de Paul Pogba por el Manchester United y situándose, precisamente, tras el jugador brasileño que recaló recientemente en el PSG a cambio de la cláusula de rescisión (222 millones de euros).

En definitiva, Ousmane Dembélé aterriza en Barcelona con el objetivo de convertirse, por derecho propio, en la “D” del tridente que conformará con Messi y Suárez para ser la MSD que sustituya a la MSN (cuando estaba Neymar). Una tarea la de ser una punta del nuevo tridente de estrellas azulgranas que el galo intentará alcanzar con sus armas favoritas: juventud, velocidad, dribling y desparpajo.


De esta forma y para culminar la misión de ser unos de los líderes ofensivos del equipo, el francés buscará solventar con brillantez a pesar de tener todos los focos mediáticos alumbrando sobre sus actuaciones. Unas exhibiciones de magia futbolística que ya se disfrutaron en otros teatros como el Stade de la Route de Lorient o el Signal Iduna Park (estadios del Rennes y el Borussia Dortmund) y que llegan envueltas en un halo de incertidumbre y expectación a uno de los grandes coliseos futbolísticos del planeta: el imponente Camp Nou, el nuevo reto del mago Dembélé.

Deja un comentario