Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
martes , 18 diciembre 2018
En las filas del Rennes y en tan sólo un año se produjo el nacimiento de una nueva estrella del balón.

Bienvenidos al show de Ousmane Dembélé

15 millones de euros. Dicha cantidad resulta irrisoria en el futbol actual a la hora de contratar jóvenes talentos ya que por ellos se pagan de forma habitual grandes sumas únicamente basándose en su proyección. Sin embargo, ese escaso coste fue suficiente para que el director del Borussia Dortmund, Michael Zorc, decidiese apostar por el jugador del Rennes Ousmane Dembélé.

De este modo, el atacante francés de 19 años llegaba a la cuenca del Rhur para enrolarse en un equipo caracterizado por apostar por la “calidad del futuro” para alcanzar el éxito. Esta característica también define a una ciudad de Dortmund que actualmente destaca por ser el hogar de múltiples empresas de tecnología de la información y donde la gran parte de su población trabaja en colaboración con la industria científica.

Una apuesta por el talento que en el caso de Ousmane se percibía desde la infancia en su Vernon natal donde despuntaba jugando al fútbol sala en las canchas del barrio de la Madeleine, formado principalmente por inmigrantes africanos. En ellas daba “lecciones de juego” a chicos mayores que él. Unas virtudes futbolísticas que llamaron la atención de un Rennes que lanzó sus redes sobre un menudo jugador, marcado esos años por la ausencia paterna, que guardaba un diamante en sus botas.

Aun así, su paso por el club francés es un camino de luces y sombras. Una etapa “oscura” en el equipo galo que vivió mientras despuntaba en el filial cuando el entrenador del primer equipo, el exrealista Philippe Montanier, estaba decidido a no hacerle un contrato profesional por su aspecto de jugador frágil como mostraban sus escasos 60 kilos de peso. Una decisión ante la que se rebeló Dembélé negándose a continuar en el club y llegando a coquetear con clubes portugueses como Benfica o Sporting de Portugal.

Un duro momento que dio paso a la etapa “brillante” en el Rennes gracias a dos figuras clave, su madre y el ex director del equipo, el defensor galo Mikaël Silvestre. Ambos convencieron a Ousmane de renovar por el club en el que destapó esa campaña, en la que debutaba en la liga francesa, todo su talento como dan fe de ello sus 12 goles y cinco asistencias en 26 partidos. Unos registros que le llevaron a ser designado como el mejor jugador joven del campeonato y su convocatoria con la selección absoluta de Francia entrenada por Didier Deschamps. Había llegado el momento de volar hacia cotas más altas.

Un viaje a la cúspide del fútbol mundial que atestiguaba el interés de grandes clubes mundiales como el Barcelona. En este sentido, su madre volvió a ser clave en su futuro al aconsejarle fichar “por un club de elite”. Un consejo que confirmó el propio Dembélé al rubricar su firma con el Dortmund tras una charla decisiva con Thomas Tuchel.

A su llegada a la cuenca del Rhur, el director deportivo del equipo Michael Zorc destacó el fichaje de un jugador “de poderosa zancada que puede jugar en cualquier posición del ataque y que además remata bien con ambas piernas”. Cualidades que ha refrendado Ousmane desde el inicio del curso con exhibiciones diarias que le han llevado a ser uno de los jugadores más decisivos de un equipo que se hecha cada partido a sus espaldas.

Prueba de ello es su encuentro ante el Hoffenheim donde lideró el fútbol ofensivo del Dortmund y dio dos asistencias que permitieron a los amarillos empatar un choque que se había puesto cuesta arriba con la expulsión de Reus.

Visión de juego en forma de pases de gol que es otra de las grandes cualidades de un Dembélé que este curso suma 8 asistencias en 13 encuentros, la última en el último encuentro ante el Ausburgo.

Asistencias, velocidad, visión de juego, versatilidad y, sobre todo, una madurez impropia de un chico de 19 años. Un papel de líder que ejerce con naturalidad donde cuya incidencia se hace notar hasta el punto de que el fútbol del Dortmund brilla esta temporada mientras esta él en el campo.

Una situación que vive actualmente una de las grandes “gangas” del encarecido fútbol moderno el cual ha convertido al Signal Iduna Park en el recinto que acoge cada fin de semana sus actuaciones de magia, las funciones del “show de Ousmane Dembélé”.

 

Deja un comentario