Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
miércoles , 17 octubre 2018
Mascherano se va del Barcelona cuarto capitán, siendo unos de los líderes del grupo y con 18 títulos en su palmarés como azulgrana.

El adiós del jefecito polivalente

Se va. Tras siete años y medio defendiendo la camiseta del Barcelona Javier Mascherano decidió antes del presente mercado invernal que había llegado el momento de cerrar su etapa azulgrana.

El adiós del futbolista argentino del Barcelona se produce a raíz de la pérdida de importancia dentro del plantel catalán. Una situación que le llega al veterano jugador en la fase final de su carrera futbolística y, ante la posibilidad de peligrar su presencia en el próximo mundial de Rusia, decidió aceptar la propuesta del Hebei Fortune chino para disfrutar de minutos y, además, llevarse una importante retribución económica.

Javier Mascherano se formó como futbolista en el Monumental de River Plate donde se moldeo la figura de uno de los “5” argentinos más talentosos de los últimos veinte años. Un mediocentro que destacaba por su jerarquía en el terreno de juego (que le llevó a ganarse el apodo del jefecito por su escasa estatura), su capacidad de trabajo, su lectura del fútbol y su calidad para sacar el balón jugado desde atrás. Cualidades que mostró en todos los equipos en los que jugó.

La aparición de Mascherano supuso la salida de la última perla forjada en la fábrica de River donde antes de aterrizar en Europa (sonó con fuerza para el Madrid), realizó un máster en Brasil junto al bonaerense Carlos Tévez en el Corinthians.

Sin embargo, ese curso en Brasil enfrió el interés de clubes como Real Madrid o Barcelona llevando al jefecito a Inglaterra primero al West Ham y después al Liverpool de Benítez. En la ciudad de los Beatles se convertiría en la pieza clave para el técnico español en el entramado red, en las cinco campañas que militó, pues era un jugador muy del gusto del madrileño.

Pero, el gran cambio para el argentino se produciría en el verano de 2010, el momento de su llegada al Barcelona. El fichaje de Mascherano fue pedido por Guardiola para suplir a Yaya Touré pero, el estratega catalán revolucionó el rol y la posición vital del jugador sudamericano.

En este sentido, si Benítez fue clave en su llegada y asentamiento en el fútbol europeo, Guardiola fue clave en su faceta de “jugador polivalente” al reconvertirlo en central (su principal posición en el Barcelona) siendo la pareja de baile de Puyol primero y Piqué, después.

A lo largo de sus siete años como azulgrana, el invento de Guardiola se convirtió en un descubrimiento siendo Mascherano un central clave para todos sus técnicos (además del de Santpedor, Tito Vilanova, Tata Martino y Luis Enrique). En relación a su ultimo entrenador (Ernesto Valverde), el ocaso del argentino le llevó al ostracismo que ofrece el banquillo.

Aun así y, a pesar de no haber podido irse como pieza clave del equipo, Mascherano se va a China no a disfrutar de unas vacaciones finales, se va a seguir trabajando, a seguir sintiéndose futbolista, a ganarse una plaza para el mundial en la selección argentino. En resumen, se va al Hebei Fortune para seguir siendo un líder, para seguir siendo el jefe.

Deja un comentario