Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
sábado , 15 diciembre 2018
La disputa del Girona-Barcelona en Estados Unidos para promocionar la Liga Española ha generado un nuevo cisma en el fútbol español.

Fútbol: ¿Competición o negocio?

Dice el refrán que “poderoso caballero es don Dinero”. Una critica burlona que realizó Francisco de Quevedo para poner en relieve que el dinero es el que mueve al mundo y que en la sociedad actual está muy inculcada en todos los estamentos, incluido el fútbol.

Una mezcla entre el fútbol y el dinero donde este último ha ido, poco a poco, ganando terreno al balón por las necesidades económicas de los clubes. Un nuevo panorama que se percibe, por ejemplo, en las giras de pretemporada de los equipos en lugares, más o menos exóticos, donde el elemento publicitario a ganado terreno a la preparación deportiva y física situándose como la principal razón de la misma.

En esta exhibición publicitaria del fútbol, la Liga Española ha dado un nuevo giro de timón a la disputa entre la competición y el dinero anunciando el presidente de la misma, Javier Tebas, de forma unilateral la disputa de un partido oficial del campeonato (el Girona-Barcelona) en Estados Unidos para promocionar el campeonato liguero.Esta decisión de la LFP y, por extensión, de Javier Tebas ha provocado un cisma generando a partes iguales, detractores y defensores.

De esta forma, en el lado de los defensores, se encuentran estamentos como la LFP o diversos clubes de la competición (caso del Huesca, por ejemplo, como reconoció José Antonio Martín Otín, ‘Petón‘, en el Chiringuito de Jugones) ante el impacto económico que tendría para las arcas de los mismos (sobre todo los pequeños).

Además del impacto económico, La Liga también aduce la promoción del campeonato (que podría generar más contratos publicitarios o de televisión de dicha competición en otros países) como ya ocurre anualmente con la NBA en Europa.

En cuanto al lado de los detractores, en el mismo se encuentran aficionados, jugadores y profesionales que aducen una alteración de la competición esta medida.

En el caso de los seguidores, es evidente que son los más perjudicados ya que se quedan sin disfrutar de la competición un encuentro que, en el caso del Girona-Barcelona propuesto, supondría para la afición gerundense perderse uno de los choques más atractivos del curso (en este sentido, ya se rumorea una rebaja de hasta el 40% del abono de temporada para paliar el daño generado al aficionado por esta decisión).

Para los jugadores, esta decisión también supone un problema negándose a tomar partido en la misma como han manifestado La AFE mostrando su total rechazo con dicha decisión. Una oposición donde la argumentación general se basa en “la falta de sentido común perjudicando sobre todo al aficionado”. Una situación que ha llevado a una amenaza de huelga por parte de los jugadores (quienes también saldrían perjudicados por la carga de kilómetros y la idiosincrasia del viaje).

Finalmente, entre los opositores también se encuentran otros profesionales como exfutbolistas o periodistas que aluden a una adulteración de la competición esta medida que perjudicaría el normal desarrollo del campeonato.

En resumen, el “poderoso caballero que es don Dinero” ha vuelto a crear un cisma en el mundo del fútbol donde cada vez es más es el principal protagonista. Una promoción de la Liga en EEUU que pone de relieve los problemas de si esta decisión es buena para la competición o sólo es negocio, que pone sobre el tablero actores en ambas partes de la línea que deja en el ambiente una duda mayor: Con estas actuaciones, ¿se está perdiendo la esencia del fútbol ? La respuesta, el prisma con el que se quiera ver la realidad.

Deja un comentario