Find the latest bookmaker offers available across all uk gambling sites www.bets.zone Read the reviews and compare sites to quickly discover the perfect account for you.
sábado , 15 diciembre 2018
La guerra por el "caso Miami" y los horarios del campeonato liguero a roto las relaciones entre Luis Rubiales y Javier Tebas.

La interminable velada pugilística de la liga española

A un lado del ring, Javier Tebas (presidente de LaLiga), al otro, Luis Rubiales (presidente de la Real Federación Española de Fútbol). Ambos mandatarios se encuentran actualmente envueltos en un combate pugilístico en el que cada una de sus apariciones públicas se convierte en un “directo”, desde la distancia, hacia su rival por el control del fútbol español.

La velada pugilística “de los pesos pesados” del fútbol español se inició con el asalto del “caso Miami“, la disputa de un partido oficial de La Liga como forma de promocionar dicha competición en Estados Unidos).

En este inicio de la velada, Tebas lanzó el primer golpe y mediático golpe (al generar un debate en aficionados y prensa especializada) a su oponente anunciando la disputa del Girona-Barcelona (con el beneplácito de ambos equipos) en Miami como el partido ganado para “vender” LaLiga en el mundo.

Un duro golpe sobre el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, que este, tras encajar el mismo, se encargó de responderlas tanto un directo a su oponente en forma de negativa, vía carta, a la posibilidad de disputar dicho encuentro en Estados Unidos u otro lugar debido “a que perjudica a los aficionados y desvirtúa la competición”.

El campeonato liguero fue, precisamente, el nuevo protagonista en la respuesta pugilística de Rubiales a Tebas utilizando los problemas de salud en jugadores y aficionados durante algunos partidos de este pasado fin de semana a causa de las altas temperaturas y el calor debido a los horarios programados para la disputa de los encuentros.

De esta forma, el presidente de la RFEF se lanzó a la yugular de su oponente por el título de “campeón de los despachos del fútbol español” con un golpe vía Twitter al asegurar que “si La Liga tiene horarios disparatados, recuperaremos la competencia (de establecer los horarios) para la temporada 2019-20. VERGÜENZA PARA AFICIONADOS Y GENTE DEL FÚTBOL. A más de 30 grados no se puede jugar a determinadas horas. Golpes de calor por decenas.INADMISIBLE. En la RFEF estamos hartos”.

Un mensaje que fue contestado por Tebas, en la misma red social, tras escribir: “amigo Luis Rubiales, mucha demagogia. Hoy en el GP de Aragón hacía 32° y 114.000 personas al sol disfrutando de las carreras, sin quejas. Por cierto, este verano se jugó el torneo de niños Evergrande/ RFEF en Las Rozas a 36 grados. No se puede recuperar lo que no es de uno”.

Un acalorado enfrentamiento “por las altas temperaturas” que aumentó en el programa Tiempo de Juego, de la cadena COPE, (Escucha la entrevista de Paco González a ambos,  pinchando aquí.) al asegurar Tebas que “en Valencia, en el partido Villarreal-Valencia, hubo golpes de calor fingidos por parte de aficionados y así lo hicimos saber a la autoridad competente”.

El intercambio de manifestaciones a causa “del calor” revivió nuevamente el duelo por el “caso Miami” al anunciar el presidente de LaLiga que “en absoluto renunciamos a jugar en Estados Unidos y seguiremos trabajando en esa línea”, una declaración a la que Rubiales contestó afirmando que “no se va jugar en Miami, que se le quite de la cabeza. Tebas es preso de las televisiones”.

Dicho pulso dialéctico llevó a Rubiales amenazar con que la RFEF vuelva a tener la competencia para establecer los horarios de juego a lo que Tebas declaró que dicha designación le corresponde únicamente a LaLiga.

Con este nuevo giro del enfrentamiento Tebas-Rubiales, el calor durante la pasada jornada liguera ha echado más leña al fuego al combate entre ambos presidentes por el cinturón de “campeón de los despachos del fútbol español“. Una velada que, a raíz de los últimos acontecimientos, promete seguir siendo intensa y larga y que irremediablemente… Continuará.

Deja un comentario